Jubilación De Juez De Inmigración De Arlington: Se Suma A La Acumulación De Casos En La Corte

Admin Santos Immigration/ junio 23, 2016/ Blog-es/ 0 comentarios

Después de servir como juez de inmigración desde 1993, el juez Wayne R. Iskra anunció recientemente su retiro, a partir del 16 de enero de 2013. El Departamento de Justicia ha congelado parcialmente la contratación, lo que permite el reemplazo de cada tres jueces de inmigración con el nombramiento de un juez de inmigración. Como tal, no hay planes para reemplazar al juez Iskra, lo que causará una tremenda demora en el expediente del Tribunal de Inmigración de Arlington. De particular preocupación son los casos detenidos que tendrán que ser reasignados a otros Jueces de Inmigración. Los inmigrantes que están sujetos a detención obligatoria y deben pelear sus casos desde los centros de detención de ICE ya estaban recibiendo audiencias finales entre seis y nueve meses. Es probable que la jubilación del juez Iskra provoque más demoras, ya que su carga de casos debe redistribuirse entre los jueces de inmigración restantes que tienen sus propios casos completos y estaban operando con personal y recursos reducidos.

Para casos no detenidos, los clientes ya han visto fechas de audiencia programadas hasta enero de 2017, para su primera audiencia ante un juez de inmigración. Si bien el retraso beneficia a los inmigrantes que no son elegibles para el alivio y finalmente se ordenará su expulsión, causará enormes dificultades para los clientes que tienen casos meritorios de varias maneras diferentes. Por ejemplo, para los clientes que tienen solicitudes de asilo meritorias, deben esperar años antes de que se escuche su caso. Deben esperar hasta que se decida su caso antes de poder solicitar el estatus derivado para cualquier miembro de la familia inmediata que resida en el extranjero. A menudo, los solicitantes de asilo tienen problemas emocionales y psicológicos, como depresión y trastorno de estrés postraumático, como resultado de la persecución que han sufrido. Esperar años por una decisión que podría significar la diferencia entre la vida o la muerte solo aumenta la ansiedad y la incertidumbre de su situación y la de sus familias. Finalmente, estos retrasos son costosos para los inmigrantes. De aquellos inmigrantes que son elegibles para permisos de trabajo mientras su caso está pendiente ante la corte de inmigración, muchos deben pagar $380 cada vez que renuevan su autorización de trabajo. Para los inmigrantes que no son elegibles para permisos de trabajo mientras su caso está pendiente, como los solicitantes de retención de expulsión bajo la Convención contra la Tortura, encontrar trabajo puede ser difícil.

Dejar un Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*
*